Innoagral soluciones agroalimentarias

TLF 954 611 419
Se desata en Portugal el brote más letal de Legionela de la historia

Tras los casos de legionela detectados en varios puntos de España, ahora se ha desatado  el brote más letal de la historia en Portugal.
Ya son nueve las personas fallecidas relacionadas con un brote de legionela originado en el concejo de Vila Franca de Xira, en el distrito de Lisboa, lo que le convierte en el caso más mortífero en la historia de esta bacteria, identificada en 1976. 

El foco, según los últimos análisis, procedería de las torres de ADP Fertilizantes, en el concejo de Vila Franca de Xira, fábrica que pertenece al grupo español Fertiberia.A diferencia de los brotes más comunes, la propagación de la bacteria ha sido vía atmosférica y no por la refrigeración.

El ministro de Ambiente, Jorge Moreira da Silva, declaró el martes que, a mediados de octubre, las torres de refrigeración de la fábrica ADP Ferttlizantes comenzaron a liberar pequeñas gotas contaminadas con la bacteria de la legionela. También la climatología de esos días de mucho calor húmedo pudo favorecer la propagación. Las autoridades datan en el 18 de octubre el primer caso del brote. En esa semana tuvo Portugal una ola de calor con más de 30 grados, algo desconocido desde 84 años atrás.

Hasta el lunes día 10 de noviembre no se clausuraron las torres de la fábrica ADP Fertilizantes, que distan varios kilómetros de personas afectadas por el contagio. Dada esa fecha, el director general de Salud ha afirmado que a partir del día 20 no aparecerán más casos de legionela, pues habrán pasado los diez días de incubación.Según el comunicado de la Dirección General de Salud, hay 313 personas hospitalizadas en diversos centros de Oporto, Vila Real, Castelo Branco, Figueira de Foz. De ellas, 40 permanecen en cuidados intensivos. El número de ingresos ha disminuido respecto a días anteriores.

En un primer momento se pensó que la propagación tenía su origen en el servicio de aguas, por lo que provocó el pánico en la localidad de Vila Franca de Xira, donde los habitantes se lanzaron a comprar agua embotellada, luego, cuando se culpó al aire, se agotaron las mascarillas. El martes, la Organización Mundial de la Salud calificó el brote de “gran emergencia” y se ofreció a enviar peritos, pero las autoridades lo rechazaron. La Dirección General de Salud ha recordado a los vecinos que pueden beber agua del grifo con seguridad y que la enfermedad no se propaga entre las personas.

La diferencia de este caso respecto a los brotes más comunes de legionela es su propagación exterior. Lo más común es el contagio en hospitales, hoteles o grandes edificios cerrados con refrigeración. En Vila Franca la propagación ha sido atmosférica, a kilómetros de distancia y con diversa orientación en función de los vientos.
Según el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), el brote de Portugal es el más mortífero de sus 40 años de historia. Por número de enfermos, el más grave ocurrió en Reino Unido (494 infectados), seguido del de Murcia en el año 2001, con 449.
En ambos casos hubo siete muertes. En Miyazaki (Japón) hubo 295 infectados en 2002, con otros siete fallecidos. En todos los casos registrados en el mundo, solo hay ocho brotes con más de 100 infectados.
La aparición de la legionela se concentra en equipamientos sanitarios públicos a través de la refrigeración de los centros. La bacteria fue identificada en 1976 después de que enfermaran repentinamente cerca de 200 personas en un hotel de Pensilvania (EE UU), donde se reunían veteranos de guerra de la Legión Americana, de ahí el nombre de la bacteria que provoca la enfermedad. 

Fuente: Elpais.com